Los cambios que se generan en el Impuesto a las Ganancias tras el aumento del mínimo no imponible

29 febrero, 2016. Por María Belén Grasset

 
 

A partir del decreto del Poder Ejecutivo que establece el aumento del mínimo no imponible se generó un esquema distinto para los trabajadores alcanzados por el impuesto. Te mostramos a continuación dichos cambios.

El salario de bolsillo a partir del cual se comenzará a pagar el impuesto a las ganancias es de $25.000 para los casados con dos hijos y de $18.880 para los solteros. Antes del anuncio el de los primeros se establecía en $9600 y los segundos en $6938.

Sin embargo las alícuotas que se aplican a los que tengan ingresos mayores al mínimo no imponible no se modifican con lo cual un casado con dos hijos que gane $42.000 brutos mensuales estaría pagando la tasa máxima de 35%. Esta situación se mantendrá hasta que a través de una ley aprobada por el Congreso Nacional se modifiquen las escalas.

Esta situación beneficia a los sujetos alcanzados por el impuesto a las ganancias ya que el tributo se calcula en función de los ingresos que superen el mínimo no imponible.

Además se ajustaron las deducciones, específicamente las cargas de familia, que se calculan en base a su condición familiar (es decir, si está casado o tiene hijos a cargo). Sin embargo se debe tener en cuenta que no todos los familiares son deducibles, ya que que no deben obtener ingresos anuales superiores a 42.318 pesos. Además, en el caso de los hijos, no deben tener más de 24 años.

En el caso de los sujetos que se encontraban exentos del impuesto por cobrar hasta $15.000 entre enero y agosto de 2013, que superen el nuevo mínimo no imponible, deberán tributar el impuesto según la escala correspondiente.

El impuesto a las Ganancias es un impuesto anual, si bien deben realizarse anticipos mensuales a través de retenciones que realiza el empleador a sus trabajadores. El importe se calcula sobre el salario bruto anual, contabilizando sueldo, aguinaldos, horas extras, vacaciones y gratificaciones. A ésto se le aplican las deducciones (seguro de vida, empleada doméstica, honorarios médicos, intereses por créditos, cuota sindical, entre otros.) y aquellas referidas a las cargas personales (conyuge, hijo u otro familiar a cargo). Al importe final se le aplica la escala correspondiente y éste será el monto a pagar del tributo.

Copyright © Solver Consultora 2016.

Todos los derechos reservados.

/ +54 9 264 4188844